top of page

BODEGAS DE ALBERTO consigue el sello ‘Calculo y Reduzco’ por segundo año consecutivo

Durante el año 2021 Bodegas de Alberto logró reducir en un 38,53 sus emisiones de gases de efecto invernadero


Cumpliendo con su compromiso de protección y cuidado del medio ambiente, Bodegas de Alberto consigue por segundo año consecutivo el sello ‘Calculo y Reduzco’ otorgado por la Oficina Española de Cambio Climático, dentro del proceso de Registro de huella de carbono, compensación y proyectos de absorción de CO2 establecidos por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).


Este distintivo se otorga a las empresas que calculan y registran su huella de carbono durante un mínimo de cuatro años y que cuentan con un plan para la disminución de sus emisiones para hacer efectivo su compromiso de reducción. Además, y según las directrices marcadas por el MITECO, la media del ratio de las emisiones de los tres primeros años ha de ser mayor que la media del ratio de los tres últimos años. En este caso, para Bodegas De Alberto la media del 2018 a 2020 fue de 0,042 mientras que para el trienio 2019 – 2021 ha sido de 0,026.



La reducción de las emisiones de CO2 se ha conseguido gracias a un plan de acción progresivo que comenzó el año 2014 y que durante el año 2021 ha permitido evitar la emisión de 179,59 toneladas de CO2 a la atmósfera, lo que supone la reducción del 38,53 % de las emisiones.


Todas las actuaciones realizadas para conseguir éste objetivo se enmarcan dentro del firme compromiso que mantiene Bodegas de Alberto con el medio ambiente como demuestra igualmente su adhesión al Decálogo de sostenibilidad integral de la industria agroalimentaria desde el 8 de febrero de 2018.

Sobre el sello ‘Calculo y Reduzco’

El sello ‘Calculo y Reduzco’ nace con una doble finalidad. Por un lado, facilita a las organizaciones demostrar su compromiso a través de la participación en el registro y, por otro lado, permite reflejar el grado de esfuerzo acometido por las mismas en la lucha contra el cambio climático.


En este sentido, se ha considerado oportuno distinguir entre aquellas organizaciones que calculan su huella de carbono y se encuentran en la senda de reducir sus emisiones, de las que ya reducen y/o compensan. El sello, por tanto, permite identificar, para un periodo definido (que será́ anual), tres niveles de participación: cálculo de la huella de carbono, reducción y/o compensación.

Bodegas De Alberto:Mejor Rincón Enoturístico del Año’ reconocido por Acevin

Este sello de calidad otorgado a Bodegas de Alberto se une a otros reconocimientos, como el recibido a finales del mes de octubre pasado en los Premios de Enoturismo ‘Rutas del Vino de España’, que priman el paisaje singular y único que ofrecen las más de 7000 damajuanas donde comienza la crianza oxidativa del vino Dorado.



La Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin) reconoció a Bodegas de Alberto como ‘Mejor Rincón Enoturístico del Año’ “por la singularidad de un espacio único que alberga más de 7.000 damajuanas que crean una estampa onírica y tremendamente atractiva y por la aceptación y la sorpresa que supone de cara a los visitantes de la bodega”. Además, destacaron el mantenimiento de una tradición como es la de la elaboración del vino dorado, nexo entre la tradición y la modernidad, especialmente durante el año 2022 declarado Año Internacional del Vidrio y por la posibilidad que ofrece de acercarse a aspectos poco conocidos en el mundo del vino.


Los Premios de Enoturismo ‘Rutas del Vino de España’, de carácter bienal, suponen un reconocimiento a la labor y el esfuerzo en el desarrollo de la oferta enoturística de calidad por parte de los cientos de empresas integradas en Rutas del Vino de España y en su VI Edición se presentaron un total de 93 propuestas en 14 categorías. El acto de entrega de estos galardones se celebró el 17 de noviembre en el Auditorio del Museo Reina Sofía de Madrid.



Bodegas de Alberto es actualmente el único elaborador tradicional del Dorado de Rueda, bajo exclusivo método de crianza oxidativa en damajuanas expuestas al sol mínimo durante 12 meses y posterior envejecimiento en soleras, conservando la madre de más de 80 años.


Las damajuanas son recipientes de cristal verdoso, tienen una capacidad de 16 litros y están todas ellas llenas aproximadamente con 12 litros. Así comienza esa crianza oxidativa del vino Dorado, un espectáculo de luz que va cambiando en función del día y la época del año. Más de 7000 damajuanas dan color a este rincón enoturistico del que solo podrás disfrutar en esta bodega.



La propuesta enoturística de Bodegas De Alberto también consiguió anteriormente el tercer Mejor Proyecto Enoturístico en los Premios Verema 2021por la originalidad de sus visitas Memoria Habitada y All You Need Is Gold, que incluyen dos propuestas muy valoradas por el público visitante: las bodegas subterráneas del monasterio dominico del Siglo XVII y la singularidad de la elaboración del vino De Alberto Dorado, oxidado en damajuanas bajo el sol y criado en barricas de solera de más de 80 años”. En palabras de Carmen San Martín, CEO de la bodega «estos reconocimientos nos animan a seguir trabajando para conservar el legado de nuestra familia».

Acerca de Bodegas de Alberto

Bodegas De Alberto constituye uno de los ejemplos más llamativos de preservación del legado de la producción vitivinícola tradicional. En pleno corazón de Castilla y León, y de la D.O Rueda, Bodegas De Alberto se ubica en una antigua casa de labranza fundada por la Orden religiosa de los Dominicos en el siglo XVII.


En esta bodega histórica, con más de 350 años de antigüedad, la familia Gutiérrez mantiene el viejo arte de hacer vino, acumulando el saber de varias generaciones e incorporando los más modernos sistemas de elaboración para satisfacer a sus clientes que hoy se reparten por todo el mundo.



A través de sus galerías subterráneas y las grandes bóvedas de cañón hechas de ladrillo, que recorren en más de un kilómetro de longitud el subsuelo de Serrada, descubrimos la memoria habitada de la bodega, mantenida viva de forma ininterrumpida durante más de tres siglos y en un último periodo, desde 1941, cuidada como un tesoro cultural inestimable por Hijos de Alberto Gutiérrez, familia bodeguera ya en su quinta generación.

Ctra. Valdestillas, 2, 47231 Serrada, Valladolid

Posts destacados
Entradas recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
Síguenos
  • Facebook icono social
  • X
  • Instagram
bottom of page