top of page

MASAVEU Bodegas premium 5*: ecología, sostenibilidad, enoturismo, arte, viticultura regenerativa...

  • La segunda añada de La Fillaboa 1898, 2016, calificada de excelente.

  • Bodegas Leda lanza sus primeros vinos con certificado ecológico.

  • Pagos de Araiz obtiene el certificado Wineries for Climate Protection que la acredita como una bodega sostenible.

  • Murua descubre los secretos del paisaje riojano a través de sus vinos.

  • La sidra de hielo Valverán 20 Manzanas galardonada con el Gran Oro en el Concurso Internacional de Sidras CINVE 2022.



Masaveu Bodegas lanza La Fillaboa 1898 2016, añada calificada de excelente

⦁ La primera saca de este albariño de la añada 2016, que ha permanecido sobre sus lías durante seis años en depósitos de acero inoxidable, es de 6.636 botellas.

La añada 2016 fue una de las mejores cosechas de la historia de Bodega Fillaboa, calificada de excelente por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas.

La Fillaboa 1898 es uno de los vinos blancos más reconocidos y mejor puntuados de los últimos años.



Bodega Fillaboa ha sacado al mercado la nueva añada de su vino blanco La Fillaboa 1898, correspondiente al año 2016, cuya primera saca ha sido de 6.636 botellas. Esta añada, calificada de Excelente por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Rías Baixas, ha permanecido sobre sus propias lías finas durante seis años en depósitos de acero inoxidable, y es considerada una de las mejores cosechas de la historia de Bodega Fillaboa por sus inmejorables condiciones de maduración y estado sanitario. La nueva añada demuestra así el gran comportamiento y envejecimiento del albariño Fillaboa a lo largo del tiempo, resultando un vino blanco de guarda especial y único. Masaveu Bodegas realizará en los próximos años una segunda saca de esta añada con otras 6.600 botellas manteniendo la crianza sobre lías hasta su embotellado. La escasez y el prestigio de este vino provocan que se agote antes de que salga la siguiente añada al mercado.



Este vino blanco está elaborado al 100% con uvas de la variedad albariño que proceden de la parcela Monte Alto, una de las mejores de Bodega Fillaboa. Se trata del pago más singular de la bodega gallega, caracterizado por su altitud de 150 metros sobre el nivel del mar y un suelo de textura franco-arenosa, con un buen drenaje y abundancia de canto rodado, procedente de la descomposición del granito.


La Fillaboa 1898 es un vino con ‘historia’ que rememora el siglo XIX cuando ya se enviaba por barco desde esa finca ubicada en el Condado de Tea, en Rías Baixas, cerca de Portugal, a Cuba, un vino llamado “Vino del Condado de Fillaboa”. En honor a esos históricos viajes, Bodega Fillaboa decide en el año 2017 lanzar esta referencia.


De un color amarillo pajizo con tonalidades doradas, limpio y brillante, La Fillaboa 1898 2016 es un albariño de guarda que mantiene la frescura de los albariños jóvenes y la complejidad y la elegancia de los grandes vinos blancos. En nariz tiene un olor tostado, con fondos frutales almibarados, fruta muy madura, recuerdo a manzana asada y panadería. En boca resulta suave en la entrada, con volumen y larga persistencia.


La Fillaboa 1898 es uno de los albariños más reconocidos y mejor valorados por los críticos. En 2021, La Fillaboa 1898 2010 obtuvo 96 puntos por la Guía Peñín 2021 y por la Guía Gourmets 2021, y 93 puntos por James Suckling. El año 2020 marcó un hito en cuanto a su reconocimiento nacional e internacional: 91 puntos por Parker, 93 por Verema, 95 por Guía Gourmets y 97 por Guía Peñín, así como el premio Medalla Gran Diamante en el Concurso Internacional Vino y Mujer 2020 o Gran Albariño de Oro en los premios Albariños al Mundo organizados por la Unión Española de Catadores. A ellos se unen otros reconocimientos en 2019 como el premio Gran Oro en la Guía de Vinos, Destilados y Bodegas de Galicia 2019 y el ‘Best in Show’ de los prestigiosos premios americanos Decanter 2019.



Fillaboa es un pazo histórico cuya finca ha permanecido indivisible a lo largo de los siglos siendo una de las fincas más grandes, bellas y antiguas de Galicia y la única que, por sus especiales características, pertenece a Grandes Pagos de España. Tras los 1.600 metros del grueso muro de piedra que protege la propiedad, se esconden además de los viñedos, la bodega y un espectacular pazo señorial reconstruido.


Cincuenta hectáreas de viñedos de uva albariño plantados en ondulantes laderas conforman la finca de Fillaboa que comprende un total de 74 hectáreas repartidas en 12 pagos en la frontera natural con Portugal, junto a los ríos Tea y Miño. Los suelos ricos y el clima atlántico, con suaves temperaturas por la cercanía del mar, hacen de Fillaboa un lugar privilegiado para el cultivo de la uva autóctona, el albariño.

Bodega Leda lanza sus primeros vinos con certificado ecológico

⦁ La bodega vallisoletana saca al mercado Más de Leda 2019 ecológico y Leda Viñas Viejas 2019 ecológico.

A partir de esta añada 2019 todos los vinos elaborados por la bodega llevarán en su etiquetado la mención y sello de vino ecológico.

⦁ Los vinos de Leda, de MASAVEU BODEGAS, proceden de 20 hectáreas de viñedos viejos cultivados con la variedad tempranillo y certificados en ecológico entre los años 2010 y 2013.



Bodega Leda, ubicada en Tudela de Duero, Valladolid, inició en 2019, año en el que certificaron la bodega y el proceso, una fuerte apuesta por la agricultura ecológica obteniendo ese año el certificado para la producción y elaboración de vinos ecológicos. Después de tres años, su inscripción en agricultura ecológica como respuesta a una filosofía basada en el máximo respeto por el viñedo, se ve recompensada con el lanzamiento al mercado de ‘Más de Leda 2019 Ecológico’ y ‘Leda Viñas Viejas 2019 Ecológico’, dos vinos excelentes elaborados con un respeto absoluto al entorno y al viñedo. Además de Más de Leda y Leda Viñas Viejas, Bodega Leda elabora una tercera referencia, ‘Guarda de Leda’, que saldrá al mercado en 2023 con el mismo sello ecológico.

A partir de esta añada 2019 todos los vinos elaborados por la bodega vallisoletana llevarán en su etiquetado la mención y sello de vino ecológico. “En Leda siempre hemos apostado por la sostenibilidad y por eso estamos especialmente satisfechos y orgullosos de haber sacado ya al mercado nuestros vinos con el sello ecológico, que certifica el compromiso medioambiental que tenemos en Masaveu Bodegas”, explica José Masaveu, director general de este grupo vitivinícola.


Hablar de Leda es hablar de vinos insólitos y extraordinarios que reflejan potencia y personalidad. Esta bodega, que posee 350 barricas repartidas en tres calados subterráneos diferentes, elabora vinos de gran personalidad bajo el concepto multiterroir y con el sello gourmet que envuelve las elaboraciones de Masaveu Bodegas. El 100% de los viñedos de los que proceden los vinos de Leda están cultivados con la variedad tempranillo, son de diferentes localidades de Castilla y León pertenecientes a Ribera del Duero, Toro y Cigales.


Las 20 hectáreas de viñedos viejos de los que proceden los vinos de Leda están certificadas en agricultura ecológica entre los años 2010 y 2013 lo que implica que únicamente se aplican productos ecológicos quedando totalmente prohibidos herbicidas, pesticidas y fungicidas, sometiendo a las plantas, y a las uvas procedentes de dichos viñedos, a estrictos controles para asegurar y garantizar su carácter ecológico.



En concreto, Más de Leda 2019 ecológico es un vino multiterroir, elegante y fácil de beber, que resulta muy expresivo y potente a través de los diversos orígenes de la variedad tempranillo en Castilla y León. Más de Leda 2019 se embotelló en junio de 2022 tras permanecer 15 meses en barricas de roble, 80% francés y 20% americano. De un color rojo picota brillante e intenso, presenta un aroma a frutas rojas maduras acompañado de ligeras notas de tabacos balsámicos que le confieren complejidad. En boca presenta sabor a frutas rojas y posee un final largo y sedoso. De esta primera añada ecológica se han elaborado 34.392 botellas de 0,75 litros y 1.000 botellas magnum.



Por su parte, Leda Viñas Viejas 2019 ecológico es un vino que procede de unos viñedos que tienen entre 70 y 100 años, y que se encuentran extendidos a lo largo del valle del Duero, con diferentes microclimas y fechas de maduración. Este vino posee un envejecimiento de 23 meses en barricas nuevas de roble francés (85%), americano (10%) y español (5%). De esta añada se han elaborado 11.607 botellas de 0,75 litros y 482 botellas magnum. Leda Viñas Viejas 2019 muestra un aroma a fruta negra y fruta roja, a especias dulces y balsámicas junto con matices tostados y cacao que le dan una gran complejidad. En boca resulta equilibrado y con sabor a fruta madura. Leda Viñas Viejas 2019 es un vino complejo, en el que, al oxigenarse, el carácter varietal toma protagonismo por encima de las notas terciarias. Se recomienda servir a una temperatura de entre 15 y 17ºC.



La bodega de Leda está situada en la localidad de Tudela de Duero, perteneciente a la provincia de Valladolid, y en pleno Valle del Duero. Está ubicada en una antigua casona castellana del siglo XVII a orillas del río Duero. Allí es donde descansa una gran selección de más de 300 barricas de roble francés y americano para la elaboración y crianza del vino. Esta bodega fue fundada en el año 1998 por el prestigioso enólogo Mariano García en un proyecto al que se une la familia Masaveu en 2009. Leda nació fruto de la amistad de dos familias involucradas en el mundo del vino, que bajo la dirección de José Masaveu forma parte de Masaveu Bodegas. Hoy en día es una bodega artesanal que elabora vinos multiterroir a partir de viñedos de cepas viejas de la variedad Tempranillo procedentes de la diversidad vitícola del Valle del Duero. La bodega cuenta con 350 barricas repartidas en tres calados subterráneos diferentes. El resultado de todo este proceso tan artesanal y cuidado es una producción limitada de 60.000 botellas anuales de los vinos Más de Leda, Leda Viñas Viejas y Guarda de Leda Selección. Vinos auténticos, fruto de una excepcional y delicada materia prima, que expresan con fuerza y riqueza la heterogeneidad de sus orígenes y raíces, con la máxima expresión y calidad, vinos con una filosofía de agricultura ecológica de máximo respeto al viñedo.

Pagos de Araiz obtiene el certificado Wineries for Climate Protection que la acredita como una bodega sostenible

⦁ Con esta bodega de la D.O. Navarra son 50 las bodegas con esta certificación WFCP en toda España.

⦁ Las siguientes bodegas de Masaveu Bodegas en obtener este sello medioambiental serán Murua y Fillaboa.

Wineries for Climate Protection es la primera y única certificación específica para el sector del vino en materia de sostenibilidad medioambiental.



La bodega navarra Pagos de Araiz ha obtenido recientemente el sello Wineries For Climate Protection (WFCP) que acredita que es una bodega medioambientalmente sostenible, siendo una de las cincuenta bodegas de toda España que tienen esta certificación. Esta certificación demuestra el compromiso medioambiental de la bodega de forma sólida y cuantificable tratándose de un valor diferencial y una ventaja competitiva que permite, a través de una mejora continua, incrementar los procesos productivos. La certificación WFCP permite evaluar el compromiso de las bodegas en la lucha contra el cambio climático y su apuesta por la sostenibilidad, actuando en cuatro pilares básicos de su actividad: la reducción de la huella de carbono, la eficiencia energética, la gestión del agua y la reducción de residuos.



El movimiento “Wineries for Climate Protection” nace en 2011 ante una nueva realidad climática y el efecto que esta pueda tener sobre el viñedo, pero es en 2015 cuando se plasma este proyecto con el impulso de la Federación Española del Vino (FEV). Wineries for Climate Protection es la primera y única certificación específica para el sector del vino en materia de sostenibilidad medioambiental y su objetivo es situarse como referente internacional en el ámbito vinícola y medioambiental, buscando soluciones y mejores prácticas para las bodegas.


La bodega Pagos de Araiz, inscrita en el Registro Oficial de Huella de Carbono en el Ministerio de Transición Ecológica, viene realizando, aprovechando el uso de la tecnología y la innovación, una fuerte apuesta por la sostenibilidad con el desarrollo de varios proyectos de investigación dirigidos a respetar y mejorar el ecosistema que rodea las labores vitivinícolas.



En la actualidad, Pagos de Araiz posee 32 hectáreas de viñedo acorde a los criterios de Agricultura Ecológica y 210 siguiendo pautas de Producción Integrada con el objetivo de transformarlas en ecológico en un futuro a medio plazo. Una de las medidas adoptadas para la mejora de la sostenibilidad en la finca son la reforestación para evitar la erosión del suelo, reducir la huella de carbono y facilitar la proliferación de insectos polinizadores y depredadores reduciendo el uso de pesticidas y herbicidas. En lo que respecta al control y el uso del agua, la bodega prioriza la optimización del agua del riego realizando un seguimiento a través de sondas de humedad.


La Bodega Pagos de Araiz, en colaboración con la Universidad de Navarra, estudia a través de un proyecto de I+D los efectos del cambio climático en el viñedo, así como la aplicación de nuevas técnicas tanto en campo como en bodega que permitan reducir el grado alcohólico, corregir la acidez o retrasar la maduración, en definitiva, hacer frente a los posibles efectos negativos del cambio climático sobre el viñedo o los vinos.



Esta bodega coordina, además, el proyecto Oivina, financiado por la Unión Europea y el Gobierno de Navarra, que propone el desarrollo de un modelo predictivo para luchar contra el oídio, una de las enfermedades más graves del viñedo, no sólo específicamente adaptado a las condiciones agroclimáticas particulares de Navarra, sino teniendo en cuenta por primera vez factores como los manejos de cultivo que se realizan en el viñedo.





Con la adquisición de la Finca de Pagos de Araiz en Olite, por la familia Masaveu en el año 2000, germinó un proyecto fresco y atrevido en la tradicional D.O. Navarra. Esta apuesta comenzó con la construcción de una bodega absolutamente vanguardista de 14.000 m2 y de estilo château situada a las afueras de la villa medieval Olite.



En los tres años siguientes, se plantaron alrededor de las instalaciones, en esa finca de 300 hectáreas, 240 de viñedos propios de distintas variedades de uvas (tempranillo, graciano, garnacha, merlot, cabernet sauvignon, chardonnay y syrah). Su innovadora forma de gestión y una amplia oferta enoturística, conecta Pagos de Araiz al peso histórico, natural y vitivinícola del entorno con el arte y la gastronomía. Pagos de Araiz permite a los visitantes disfrutar del mundo del vino y del arte en un territorio vitivinícola clásico y emergente al mismo tiempo.

Murua descubre los secretos del paisaje riojano a través de sus vinos

Mathieu Barrault, enólogo de la bodega, descubrió en una cata en el Centro Riojano de Madrid los matices de los vinos Murua Blanco Fermentado en Barrica 2019, VS Murua 2019, Murua Reserva 2015, M de Murua 2019 y Veguín de Murua Gran Reserva 2014.

Bodega Murua está ubicada en plena Rioja Alavesa (Elciego) y posee 80 hectáreas de viñedo de diez variedades de uvas diferentes. Su apuesta por la viticultura regenerativa y la conversión de su viñedo a ecológico es ya una realidad.



Masaveu Bodegas, grupo vitivinícola al que pertenece la bodega de Rioja Alavesa Murua, celebró una cata de sus cinco vinos en el Centro Riojano de Madrid de la mano del enólogo de la bodega Mathieu Barrault. Los asistentes pudieron degustar los vinos Murua Blanco Fermentado en Barrica, VS Murua, Murua Reserva, M de Murua y Veguín de Murua Gran Reserva para finalizar con una merienda riojana.



El objetivo de este evento fue explicar los secretos del paisaje de Rioja Alavesa a través de los vinos de Murua, fieles reflejo del terroir del que proceden y, en concreto, de las 80 hectáreas que posee la bodega en la localidad donde está situada, Elciego, y en otras cercanas como Laguardia, Villabuena de Álava, Lanciego, Leza y Navaridas. En la actualidad el 75% de su viñedo (60 hectáreas) está inscrito en agricultura ecológico previendo llegar al 100% en 2026 y son diez las variedades de uva con las que elaboran sus afamados vinos: tempranillo, graciano, mazuelo, garnacha y maturana tinta de uvas tintas y viura, malvasía, garnacha blanca, tempranillo blanco y maturana blanca como variedades de uva blancas.



La bodega viene desarrollando también otras acciones encaminadas a ser más sostenible y respetuosa con el entorno, sumándose así a la viticultura regenerativa, que busca regenerar el suelo y combatir el cambio climático aumentando su capacidad para captar carbono atmosférico, una de las causas del calentamiento global.



Bodega Murua, de Masaveu Bodegas, está situada en la preciosa villa de Elciego, en pleno corazón de la Rioja Alavesa. En un entorno de impresionantes paisajes, el noble edificio principal mantiene la estructura de las casas solariegas propias de esta zona. Esta bodega la adquiere la familia Masaveu en el año 1974, siendo la primera de cinco bodegas que hoy conforman Masaveu Bodegas, un reconocido grupo vitivinícola de nuestro país, presente ya en cinco indicaciones geográficas diferentes.

La familia Masaveu constituyó esta bodega en los años setenta y actualmente Murua produce 250.000 botellas elaboradas con una materia prima que refleja el respeto a la tierra que define al grupo bodeguero presente en diferentes zonas estratégicas del país.


Desde entonces, Bodegas Masaveu ha ido creciendo hasta convertirse en un referente, por la calidad en la elaboración de sus vinos en diferentes DO´s y por la filosofía medio ambiental que demuestran y el máximo respeto a la tierra, en las que posee sus propias plantaciones de viñedos, gracias a los cuales logran transmitir, en cada botella, la personalidad única de cada terroir.

La sidra de hielo Valverán 20 Manzanas galardonada con el Gran Oro en el Concurso Internacional de Sidras CINVE 2022

⦁ De esta sidra de hielo, Valverán 20 Manzanas 2020, elaborada por Pomaradas y Llagares de Sariego S.L., que pertenece al grupo vitivinícola Masaveu Bodegas, solo se han elaborado 19.535 botellas.



La sidra de hielo Valverán 20 Manzanas, de Pomaradas y Llagares de Sariego S.L. perteneciente al destacado grupo vitivinícola Masaveu Bodegas, es premiada con el Gran Oro en la tercera edición del Concurso Internacional de Sidras CINVE 2022, superando los 95 puntos. En esta categoría, la de Sidras, se han otorgado 12 Medallas de Plata, 14 Medallas de Oro, 7 Gran Oro y un Gran CINVE.


Esta sidra de hielo, elaborada en el centro de la comarca de la sidra de Asturias desde el año 2007, siendo pioneros en España, procede de manzanas ecológicas de variedades autóctonas asturianas y para su elaboración se utilizan levaduras autóctonas de la propia finca, lo que le da un carácter diferenciador y único. De la añada 2020, galardonada en estos premios, solo se han elaborado 19.535 botellas.



Valverán 20 Manzanas ha sido galardonada en diferentes Concursos Nacionales e Internacionales de gran prestigio como son Gilbert & Gaillard, el Concurso Internacional de la Sidra Sagardo Forum, el Salón Internacional de Las Sidras de Gala, el Festival de la Sidra de Nava, Global Cider Masters o el Great Lakes International Cider & Perry Competition.


Valverán se fundó en el año 1998 siendo la primera y más exclusiva sidra de hielo de la península ibérica. El nombre de Valverán 20 manzanas procede de la cantidad necesaria para elaborar cada botella de 37,5 cl., ya que contiene el mosto concentrado de, mínimo, 20 manzanas.


Esta bebida se consigue tras un complejo proceso de congelación a 20 grados bajo cero, una posterior fermentación durante 10 meses y una crianza sobre lías finas de 12 meses. El periodo completo suele rondar en torno a dos años desde que se recogen las manzanas hasta que esa botella llega al consumidor final manteniendo las cualidades frutales y sensoriales iniciales.


Para lograr este exclusivo y apreciado producto, se necesitó el carácter visionario de José Masaveu, director general de Masaveu Bodegas, siendo su proyecto más personal de este miembro de la familia, junto con casi diez años de investigación y ensayos. Se trata del único de los cinco proyectos de Masaveu Bodegas, que tiene sus raíces en su tierra, Asturias.


Hoy en día 40 hectáreas inscritas en ecológico, ubicadas en la Denominación de Origen Protegida Sidra de Asturias, concretamente en la Finca El Rebollar en Sariego (Asturias), con 20.000 manzanos de 11 variedades diferentes (Blanquina, Xuanina, Regona, Raxao, Fuentes, Collaos, De la Riega, Verdialona, Perico, Durona de Tresali y San Roqueña) permiten elaborar no más de 20.000 botellas de esta distinguida sidra de hielo repleta de matices. Se puede definir como una bebida fresca y sorprendente que armoniza a la perfección con foie, quesos y postres poco dulces.


Masaveu Bodegas

La familia Masaveu comienza a invertir en el sector vitivinícola en el año 1974, cuando constituye Bodegas Murua en la DOCa. Rioja, pero las plantaciones de viñedo de la familia datan de mediados del siglo XIX, concretamente en Castellar del Vallés de donde es originaria la familia y donde Federico Masaveu Rivell inició los pasos que un siglo más tarde continuarían sus descendientes.



Desde entonces, Masaveu Bodegas ha ido creciendo hasta convertirse en un referente, por la calidad en la elaboración de sus vinos en diferentes DO´s y por la filosofía medio ambiental que demuestran y el máximo respeto a la tierra, en las que posee sus propias plantaciones de viñedos, gracias a las cuales logran transmitir, en cada botella, la personalidad única de cada terroir. De esta forma, se unen en un denominador común todos y cada uno de los proyectos que embarca Masaveu Bodegas en diferentes regiones: Fillaboa (DO Rías Baixas), Leda (Vino de la Tierra de Castilla y León), Murua (DOCa. Rioja), Pagos de Araiz (DO Navarra) y Valverán (Asturias).



Posts destacados
Entradas recientes