VALDERIZ: cata vertical histórica del vino más emblemático de Bodegas y Viñedos Valderiz

Día del solsticio de verano de 2021 en la terraza de Rubaiyat Madrid



Dados como estamos últimamente, dados a celebrar todo lo celebrable, no tuvimos mejor excusa para conmemorar este prometedor día del solsticio de verano de 2021, que aceptar de sumo grado nuestra participación en una cata histórica vertical de Valderiz, el vino más emblemático de Bodegas y Viñedos Valderiz (DO Ribera del Duero).


La magnífica selección de añadas y la exquisita convocatoria organizada por Patricia Regidor (Pintan Copas Comunicación), nos puso en contacto directo con Valderiz, una referencia vinícola verdaderamente emergente que ha logrado importantes reconocimientos internacionales: 96 puntos en Decanter, 94 puntos otorgados por Tim Atkin o la ascensión al 12º puesto en el Top 100 de los Mejores Vinos del Mundo según Wine Spectator. 



Así pues, el placer fue todo nuestro, compartiendo una espectacular velada, a la que además del perfecto maridaje “carnal” y “carnívoro” disfrutado en la terraza de Rubaiyat Madrid, acompañó la climatología perfecta. Vamos. Otro agraciado lunes en la “oficina” (ojo al dato, cuidadín, que nos estamos aficionando…).


EL perfecto cicerone enológico para la ocasión fue el propio Juan Esteban Cristóbal (Propietario, Director Comercial y Gerente de Bodegas y Viñedos Valderiz), perfectamente escoltado por Patricia y Aaron Parga Novoa (de Licores Álvarez, su distribuidor en Madrid). Con su pasión y capacidad de comunicación, Juan Esteban mostró con toda generosidad y lujo de detalles, el alma, la identidad y los secretos de un vino (y sus correspondientes añadas, parcelas, viñas, barricas…) que ha supuesto la confirmación en “apenas” veinte años de una de las plantaciones de viñedo y bodega más reconocidas en la Ribera del Duero. 



Este Valderiz, este “vino de pueblo” de la familia Esteban (Tomás, el patriarca y refundador de los viñedos de la familia en Bodegas y Viñedos Valderiz, con sus hijos Juan y Ricardo, en viñedo y en bodega), que nace de diferentes parcelas localizadas en Roa (Burgos), es un destacado embajador de las variedades Tinta del País (95%) y Albillo Mayor (5%). Hasta el año 2005, fueron asesorados por Telmo Rodríguez, y a partir de ese momento, se ha dejado notar la impronta de Isaac Fernández (digno representante de otra noble estirpe de enólogos “ribereños”).


Y así pudimos comprobarlo y disfrutarlo en las cinco diferentes añadas de Valderiz catadas y degustadas: desde la frutal, fresca, amable y equilibrada 2016, a la más recia, estructurada, concentrada y clásica 2014, la sorprendente, sabrosa, jugosa, frutal, madura y mineral 2011, o la no menos portentosa, incluso jovial, aterciopelada, elegante 2005 (que expone a la perfección uno de los lemas favoritos de Juan Esteban: “entre la tensión del tanino y el polvo del camino”), hasta la complejidad de un 1999, dotado de buena intensidad aromática, nobles tonos terciarios y de reducción de calidad… Y dejándonos como “prepostre” la difícil añada 2017 de una de sus más veneradas parcelas, “Juegabolos”, exclusiva producción limitada, que a la postre ha sabido expresarse con concentración frutal, y con esos matices minerales y arenosos del Monte de Roa.



Un repaso de la bodega a través de seis vinos y añadas con carácter y distinción.

¡Enhorabuena y gracias por compartirlo con Restauradores!

Brindamos por ello y por Valderiz.

Crónica completa en nuestro próximo nº R-246.

#Cheers!!!

Posts destacados
Entradas recientes