Vinos y Gastronomía de altura en Ávila: DOP CEBREROS y las mejores tapas de VINYTÁVILA 2022



Este mes de junio ha sido pródigo en experiencias enogastronómicas para Restauradores. Entre ellas, es de plena justicia dejar constancia de la que vivimos en la capital abulense, donde fuimos honrados con la convocatoria para formar parte del jurado que elegiría el Mejor Maridaje de la V edición del concurso de tapas VinyTÁvila.


Aunque la jornada para nosotros supuso –una vez más– una excusa perfecta para el disfrute enogastronómico –más aún en ese maravilloso entorno amurallado, histórico-artístico y monumental que nos regala Ávila–, lo cierto es que toda sesión profesional que implica calificar la actuación de esforzados profesionales de la restauración y la hostelería supone un ejercicio de responsabilidad añadida.



Bajo la tutela de Diego Ortega, Técnico de la DOP Cebreros, recorrimos durante varias horas los diferentes establecimientos que participaban en la V edición de VinyTÁvila; una extensa y placentera jornada, en la buena compañía de Rafael Gallegos, Profesor de Ecología y Ordenación del Territorio de la Universidad de Salamanca, y Aurelio González, Presidente de la Asociación de Sumilleres de Ávila, compañeros en esta ocasión en la cosa de degustar, dirimir, puntuar, masticar y libar buenas tapas y vinos.



Los ganadores fueron proclamados, precisamente, en el Día Mundial de la Tapa. De forma unánime –damos fe–, el jurado profesional laureó la propuesta del Restaurante La Bruja como el “Mejor Maridaje”: Una tapa de “Arepa de rabo de vaca de Avileño al Le Bizarre con aire de monte bajo” acompañada del vino Le Bizarre 2020 de la bodega Cható Gañán. Su mentor, copropietario y gerente, Víctor Gómez López, nos presentó y explicó pormenorizadamente –como parte de un perfecto servicio– tanto su creación gastronómica, como el vino que la inspiraba y acompañaba. En esta Arepa, además del propio carácter de la vaca Avileña, se dibujaban notas de sofisticación muy interesantes, como una bactonesa con un sutil toque de naranja, un coulis de frutos rojos, mora y cereza, un aire de alfalfa, remolacha y romero muy suave, y unas tierras también de romero. En este caso, su enopareja fue Le Bizarre 2020, que potenciaba a la perfección, por afinidad y complementariedad, a la tapa; un bocado original, de muy cuidada elaboración y de carácter eminentemente autóctono y abulense.



Víctor también nos explicó las principales características de Le Bizarre 2020, nacido en viejos viñedos de garnacha en la localidad de Burgohondo; procede de una parcela de poco menos de 1 hectárea de viticultura ecológica y sostenible. Es un tinto muy frutal, tánico y amable. Y de hecho, según nos explicó, los matices del vino son los que originaron el concepto de la tapa ganadora: se ha catado el vino, se ha guisado el rabo de toro con el vino de modo que no resultara tan potente como cuando se hace un rabo de toro al oloroso –con el fin de que no se comiese la tapa al vino–; en definitiva, equilibrio. Ahí encontramos, en la cocina del bocado, el porqué de esos matices de frutos rojos, mora, cereza, romero, remolacha... La idea es que tras la tapa, al degustar el vino este se redondee. Probar el vino, la tapa, el vino… Produce una salivación que invita a continuar con un nuevo bocado, un nuevo trago…



Asimismo, el jurado popular decidió otorgar –mediante el voto realizado a través de los “pasaportes” expedidos para la ocasión– el reconocimiento como “Mejor Tapa” a la Taberna de los Verdugo por suTaco Avileño”. En esta muestra de fusión gastronómica bien entendida (tacos de trigo, rabo de toro deshuesado, soja, salsa barbacoa, batata dulce, pimientos italianos, crema de aguacate, tomate, jengibre, aceite y vino, mayonesa de wasabi) de nuevo la calidad carnal de la raza Avileña fue perfectamente acompañada por un excelente representante de las emergentes referencias que cosecha a cosecha desde hace ya un lustro van aupando a la DOP Cebreros en el panorama vitivinícola nacional: Avaviento Oaked 2019, de la bodega Nietos de Sra. María, procedente de sus viñedos de Navaldrinal.



Esta quinta edición de Vinytávila 2022, nos ha dejado una impresión muy gratificante del horizonte vinícola, culinario y hostelero de Ávila. En general, el nivel de las tapas y de los vinos presentados al concurso ha sido alto y los abulenses y visitantes a la ciudad pudieron disfrutar de un fin de semana en el que la gastronomía de Ávila en formato tapa y los vinos de la DOP Cebreros han sido protagonistas. Sin duda, una iniciativa que debe continuar, crecer, mantenerse en el tiempo; y, desde luego, un certamen que expone una posibilidad a experimentar durante todo el año para probar sus propuestas –aromáticas, sólidas y líquidas– sin necesidad de encorsetarse a dictámenes, juicios o prejuicios. Mente abierta; a probar y disfrutar. Buenos vinos y buena cocina para todas las edades; establecimientos cuidados, ánimos y propuestas rejuvenecidas.



Así pudimos también comprobarlo en Háppeny Bridge, con sus tiernas y bien texturizadas “Alitas Cobayasi” (alitas de pollo deshuesadas, ras al hannout, salsa de soja y caldo de verduras) acompañadas de otro tinto 100% garnacha, Leonardo 2021, de la bodega 10 Delirios de Navatalgordo; o en Soul Kitchen con su “Cornetto de queso Elvira García con polvo de tomate y miel de la sierra de Ávila”, acompañado con el tinto de garnacha “sureña” Comisura 2019, de la bodega Huellas del Tiétar de la localidad de Lanzahíta; o, para los más clásicos un típico “Estofado de Avileño”, que probamos en el céntrico Reyes Católicos, al que acompañó el también tinto –como todas las referencias que participaban en el concurso– Gaznata Viñas Viejas 2020 de la bodega Don Juan del Águila ubicada en El Barraco.



Y, para nosotros, el remate final en el almuerzo que disfrutamos en un enclave emblemático, preñado de historia –histórica y hostelera– y encanto: el restaurante El Tostado del hotel Palacio de los Velada. Dado el nivel impuesto en la jornada y el lugar, no quisimos arriesgar y nos abandonamos al seguro disfrute que nos iban a proporcionar viandas tan propias del lugar y la provincia como Pincho de milhojas de morcilla con manzana frita, Judías del Barco con oreja y chorizo, Patatas revolconas con torreznos, Chuleta de Avileño (D.O.) con patatas y pimientos y Tulipa de biscuit de higos del Tiétar con chocolate caliente; todas bien acompañadas del tinto de la casa, vino que para ellos elabora y supervisa exprofeso Rubén Díaz, otro ilustre de la DOP Cebreros y las garnachas de Gredos.



La DOP de Cebreros ha agradecido asimismo la participación, el esfuerzo y el apoyo a esta iniciativa de todos los establecimientos. Bares y Restaurantes que ofrecen un especial cuidado y cariño hacia las garnachas y albillos reales de la D.O.P. Cebreros. Además se sorteó una estancia de una noche para dos personas en una habitación con vistas y desayuno incluido en La Posada del Agua (Embalse del Burguillo, El Barraco), y dos cenas para dos personas, una en el Hotel Restaurante El Castrejón (Cebreros) y otra en El Hotelito (Navaluenga), entre aquellos que hicieron el recorrido completo por los bares participantes. Por otra parte, todos aquellos que completaron el pasaporte tuvieron como premio la visita a una de las bodegas de la DOP Cebreros.

Nuestra enhorabuena a organizadores, participantes, ganadores y disfrutones. Vaya desde aquí nuestro brindis por el éxito de la DOP Cebreros, por las tapas gastronómicas de Ávila y por una nueva y exitosa edición VinyTÁvila.


Gracias a todos.

Nos vemos en VinyTÁvila 2023.

Cheers!!!

Cheers 🤗🥂🍀💪👏👏👏 🍷🍷!!!


D.O.P. CEBREROS

https://dopcebreros.com/

vinosdecebreros@gmail.com

vinytavila@gmail.com

Posts destacados
Entradas recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
Síguenos
  • Facebook icono social
  • Twitter
  • Instagram