top of page

KRUG, el arte de la individualidad

Krug presenta ‘Krug Behind the Scenes 2023’, un recorrido por los 180 años de historia y del buen hacer de la Maison para lanzar al mercado las últimas ediciones de Krug Grande Cuvée y Krug Rosé: Krug Grande Cuvée 171ème Edition y Krug Rosé 27ème Edition.
  • Por Ana DE CASTRO · FOTOS ©Krug, © Michael Ferire, © Jenny Zarins, © Mikael Benard

FOTO ©Krug - ©Michael Ferire

Krug Behind the Scenes 2023 se hace eco de la filosofía inconformista del fundador de la Maison, Joseph Krug. Impulsado por su idea de que la verdadera esencia del champán es concebirlo como un placer en sí mismo. De hecho, su sueño era elaborar el mejor que podría ofrecer cada añada, independientemente de las variaciones climáticas. Y, cada año, la recreación de este sueño es Krug Grande Cuvée, la expresión más generosa del champán.


Olivier Krug, director de la Casa Krug, y el fundador de la Maison, Joseph Krug · FOTO ©Jenny Zarins

En esta ocasión, se han presentado las ediciones 171 y 27 de Krug Grande Cuvée y Krug Rosé, respectivamente. Para ello, la Maison ha reunido a representantes de la prensa especializada de diferentes países europeos en la Casa de la Familia en Reims. Esta reunión ha contado con la presencia de Julie Cavil, Chef de Cave de Krug, y Olivier Krug, director de la Casa de Krug y representante de la sexta generación de la familia.


Julie Cavil, Chef de Cave de Krug. FOTO ©Jenny Zarins
Krug Grande Cuvée 171ème Édition

Krug Grande Cuvée 171ème Edition es una mezcla de 131 vinos de 12 años diferentes, el más joven data de 2015, mientras que el más viejo, de 2000. Su composición final es de un 45% de pinot noir, un 37% de chardonnay y un 18% de pinot meunier.

Una crianza de unos siete años en las cavas de Krug le confiere a esta Edición su notable expresión y elegancia. En total, se han necesitado más de 20 años de cuidadosa artesanía para disfrutar de esta Edición de Krug Grande Cuvée que representa la 171ª recreación de la más generosa expresión de champán.



Se trata de un vino de color dorado claro y fino, con burbujas muy vivas que encierran una promesa de placer. En nariz se perciben aromas de flores en flor, frutas maduras, secas y cítricas, así como mazapán y pan de jengibre. En boca revela sabores de avellana, turrón, azúcar de cebada, gelatina, cítricos, almendras, brioche y miel.

Krug Rosé 27ème Édition

La amplia paleta de notas elegantes de Krug Rosé 27ème Edition nace de una selección de 38 vinos de nueve años diferentes, el más joven de 2015, y el más antiguo de 2005. Posteriormente, se completó con un 11% de pinot noir del año macerado de manera tradicional. Su composición final es de un 57% de pinot noir, un 23% de chardonnay y un 20% de pinot meunier. Tras una crianza de unos siete años en las cavas desarrolló su expresión y elegancia.



Su sutil color rosa pálido encierra una promesa de elegancia. Después, seduce en nariz con aromas de escaramujos, jamón serrano, moras, grosella roja, peonía y pomelo rosa. Por último, deleita el paladar con delicados sabores de miel, cítricos y frutos secos con un largo final realzado por sus finas burbujas.

La Maison Krug

Joseph Krug funda la Maison que lleva su apellido en 1843. De origen alemán, había aprendido el oficio en la casa de champán Jacquesson, en la que trabajó durante nueve años. Gran apasionado de las burbujas y tenía sus ideas particulares al respecto de su elaboración y vinificación, por lo que decidió emprender su propio negocio en la ciudad de Reims.



Allí aplicó unos sistemas de elaboración más allá de los límites existentes en su época en la región de Champagne, pues ningún otro productor ofrecía a sus clientes este estilo diferente de champán, de contrastes inesperados, que atendían desde los paladares más clásicos, hasta los más sofisticados.



Prestar mucha atención al carácter del viñedo, respetar la individualidad de cada parcela, sus uvas y su vino, así como construir una extensa biblioteca de vinos de reserva de muchos años diferentes le permitió cumplir su sueño.



Con un enfoque muy original de la elaboración del champán, decidió ir más allá de la noción de añada para crear cada año la expresión más generosa del champán. Así, fundó una Casa en la que todos los champanes tienen el mismo nivel de elegancia y calidad.



Creó un producto de una riqueza y delicadeza raras, pero de una calidad indiscutible, creó el Krug Grande Cuvée. El sueño de Joseph Krug era elaborar el mejor champán que pudiera ofrecer, todos los años, independientemente de las variaciones climáticas que se hubieran producido. Tras él, seis generaciones de la familia Krug, ahora capitaneada por Olivier Krug, han perpetuado ese sueño, enriqueciendo la visión y el saber hacer del fundador.

Édition Nº 1, el nacimiento de Krug Grande Cuvée

La Édition N° 1 de 1845, que posteriormente se convertiría en Krug Grande Cuvée, va más allá la noción de añada. Cada año, solamente una vez al año, se produce una nueva creación, una mezcla única, un embotellado único, y, por lo tanto, una nueva Edición de Krug Grande Cuvée. Una vez elaborada, la botella entra en las cavas de Krug para reposar allí durante unos siete años.



Porque el número de Edición es el número de veces que se ha producido este acto de creación, que también corresponde al número de años en la Casa de Krug que se ha recreado el sueño del fundador. Es decir que el número de edición identifica una creación específica de Krug Grande Cuvée o Krug Rosé.



Krug Grande Cuvée es siempre una mezcla de más de 120 vinos de parcelas guardados individualmente de más de 10 años diferentes. La plenitud o sabores y aromas logrados por este cuidadoso arte de mezclar imposible de expresar con los vinos de un solo año.

La Casa Familiar

Aquí es donde ha tenido lugar gran parte de la historia de Krug, la casa familiar desde 1868. En el corazón de Reims, en la región de Champagne, la Casa Krug es más que una residencia histórica, es un lugar de trabajo y un taller creativo que se asienta sobre una red de galerías, donde los artesanos de la Maison cuidan de forma meticulosa y silenciosa las botellas que reposan en sus múltiples rimas. Todos ellos son sabios ejecutores del método champenoise.



La Maison Krug es la única casa que ofrece siete champanes diferentes, todos con el mismo nivel de calidad. Desde 1843 ha sabido perpetuar el sueño de un hombre, Joseph Krug, que se resume en elaborar cada año el mejor champán, prestando gran atención al carácter de la viña, respetando la individualidad de cada parcela y su vino, así como construir una extensa enoteca de reserva de vinos de muchas añadas diferentes. Con este enfoque tan original a la hora de elaborar champán, decidió ir más allá de la noción de vintage para crear con cada añada la expresión más generosa y seductora del champán. Tras él, seis generaciones de la familia Krug han perpetuado este sueño y han enriquecido su visión y su saber hacer.



コメント


Posts destacados
Entradas recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
Síguenos
  • Facebook icono social
  • X
  • Instagram
bottom of page