top of page

Enoturismo en la RUTA DEL VINO RIOJA ALTA

Sostenibilidad: clave para el sostenimiento, impulso y equilibrio del territorio.
  • Encuentros con la Ruta del Vino Rioja Alta: Coloquio-Almuerzo en el Jardín del Arzábal.



  • La región se ha coronado como principal destino enoturístico del país en 2022.

  • El enoturismo crea empleo, conserva el patrimonio, mantiene la población y lucha contra la despoblación.

El particular "jardín gastronómico" del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, en el corazón de Madrid, fue el escenario elegido para el desarrollo de un entretenido cologuio –al que correspoondió un igualmente sustancioso almuerzo con la consolidad y siempre bien apreciada cocina de producto de la "factoría" Arzábal– que abordó diferencias variables sobre el tema del asunto: La Sostenibilidad, como clave para el sostenimiento, impulso y equilibrio del territorio.





Revista Restauradores acudió a la convocatoria organizada por el Grupo Criteria y quedamos encantados, tanto por la vertiente lúdica y gastronómica con el almuerzo oficiado por el Grupo Arzábal, obviamente, como en la parte más técnica y argumental del evento. Y todo, por supuesto, regado y maridado con algunos de los representante vitivinícolas –Bodegas Sancha, Bodegas La Rioja Alta, Bodegas Beronia, Bodegas Ruiz Alfaya y Bodegas Riojanas– de ese privilegiado territorio natural, histórico y vitivinícola que es la Rioja Alta.



Así, el encuentro se inició con la bienvenida a los asistentes y la introducción del propio Presidente de la Ruta del Vino Rioja Alta, Luis Alberto Lecea, quien destacó en primer lugar a La Rioja, como la "Región más acogedora del Mundo", visitada cada años por cientos de miles de entouristas. La Ruta del Vino Rioja Alta, una de las integrantes de la emblemática asociación de las Rutas del Vino de España, a través de ACEVIN, quiso contarnos la influencia del concepto de la "Sostenibilidad" como elemento integrante de la propia Ruta y germen de la autenticidad de las experiencias que ofrece desde hace ya bastantes años.



El testigo argumental fue recogido por los cuatro ponentes en un coloquio abierto a todos los invitados. En primer luggar, María José Huertas, sumiller del restaurante Paco Roncero, que también actuó como conductora y moderadora del coloquio, destacó la importancia de velar por la sostenibilidad –por ejemplo la utilización de productos gastronómicos de KM 0, el uso racionalizado de los recursos hídricos, etc– y la importancia de fijar población, actividad económica y, en definitiva, vida, en estas zonas rurales.



A continuación, Victoria González Gordon, como representante de un grupo de bodegas potente, González Byass, al tiempo prestigiosa firma de carácter y valores familiares, nos contó la importancia en la reestructuración de su bodega en la DOCa. Rioja, Beronia, de respetar excrupulosamente la implantación de prácticas y certificados de sostenibilidad y de respeto al medio ambiente, integrando a la nueva edificación completamente en la naturaleza: bodega de elaboración y crianza subterránea, gestión de fuentes de energía limpias, propuestas enoturísticas de "amistad gastronómica"...



Miguel Caño, chef del restaurante Nublo, ubicado en una casa originaria del siglo XVI (que amenazaba de ruina) en la zona medieval del casco antiguo de Haro compartió la inquietud de muchos de nosotros de que se lleve el concepto "sostenibilidad" hasta el radicalismo o a esos extremos fundamentalistas que algunos de nosotros nos atrevemos a decir que percibimos en nuestros días; él prefirió centrarse en las actitudes y acciones sostenibles reales y efectivas del día a día de su restaurante: cocinan sin gas ni electricidad, utilizan una cocina de chapa, una parrilla y un horno de leña; utilizan roble, haya, encina, sarmientos y cepas de viña (el entorno fósil del entorno). Nos explicó el concepto de "la gloria" atribuido a las casas viejas en La Rioja; ellos han querido recuperar ese uso atávico de conservar el calor de estas cocinas económicas mediante unas tuberías en el suelo que había en los suelos de las casas que aprovechaban ese mismo calor para calentar el resto de la vivienda.



Tras la intervención del chef de Nublo –además, patronos de honor de la asociación de Restaurantes Sostenibles–, entendiendo la sostenibilidad como un "camino a recorrer; un camino de aprendizaje", por último, tomó la palabra Juan Carlos Sancha, enólogo de su modesta bodega (con una producción de unas 70.000 botellas) homónima. Como profesor universitario, puso de manifiesto, precisamente, la sobreexposición y por tanto el vaciado de contenido que está sufriendo la palabra "sostenibilidad". En cualquier caso, nos centró además en el mundo del vino, destacando la necesidad de valorar este concepto sostenible como germen enoturístico y vitivinícola de una acción de futuro, dados los peligros que nos acechan: la certidumbre de un evidente cambio climático, la pérdida de biodiversidad (cada vez quedan menos variedades genéticas de vid) o la pérdida de viñedo viejo, rematando con la sentencia –con la que concordamos al 100%–: "No hay nada más sostenible que una viña dure 100 años".



Y tras las palabras, como decíamos más arriba, los hechos. Un magnífico ejemplo de enoturismo trasladado a las mesas del Jardín de Arzábal en forma de delicioso y suntuoso menú: Jamón Ibérico DO, Gamba en tempura con salsa spicy, Ensaladilla rusa con bonito y Croquetas cremosas de jamón y leche de oveja laltxa para compartir; como principales, Rape con pisto provenzal y Solomillo a la parrilla con patatas y salsa bearnesa; y por fin, de Postre, una fabulosa y casera Tarta de queso.



Como hilo y acompañante gastronómico conductor, lógicamente, algunos de los vinos de esta privilegiada subzona de la DOCa. Rioja que la Rioja Alta: emblemáticas etiquetas y referencias de las bodegas que comentábamos anteriormente: Bodegas Sancha –Ad Libitum Maturana Blanca 2022, Bodegas La Rioja Alta –Viña Alberdi Crianza 2018, Bodegas Beronia –Beronia Reserva 2017, Bodegas Ruiz Alfaya –El Capricho de Ana Garnacha 2021 y Rual Tempranillo Blanco Barrica 2021– y Bodegas Riojanas –Monte Real Cuvée 2020. "«Ave, Caesar, morituri te salutant, Libatum ad libitum»; es decir, toda una garantía de éxito de animada conversación –sostenida y sostenible–, no cabe duda. Santo y seña, sello y rúbrica.


Ruta del Vino Rioja Alta: Algunos datos y al menos "siete miradas por el territorio centenario del vino"

Alojamientos, restaurantes, bodegas, museos, enotecas, empresas de ocio y turismo activo, transporte, agencias de receptivo… bajo el paraguas de la Ruta del Vino Rioja Alta se cobijan cerca de 130 empresas del sector enoturístico que desarrollan su actividad en pequeñas localidades en Rioja Alta. El 85 por ciento de sus 77 municipios tiene menos de 1000 habitantes. Sin embargo, el número de enoturistas que reciben no ha dejado de crecer.



En 2022, la Ruta del Vino Rioja Alta fue la segunda más visitada de España, con un total de 313.974 visitantes. Estos datos son aún más favorables si sumamos las cifras cosechadas por las tres Rutas del Vino que operan en la Denominación Rioja: juntas alcanzan los 549.737 visitantes y coronan por primera vez a nuestra región como principal destino enoturístico del país* (*Datos extraídos del 15º Informe de visitantes a Bodegas y Museos del Vino. Observatorio Turístico Rutas del Vino de

España).



A tenor de estos datos, el enoturismo en la Ruta del Vino Rioja Alta se impone como una de las piezas claves para crear empleo, conservar el patrimonio, mantener la población y luchar contra la despoblación. En definitiva, es motor para el sostenimiento, impulso y equilibrio del territorio en todas sus facetas: económica, social, medioambiental, patrimonial, cultural, etcétera. Para la SOSTENIBILIDAD transversal y en mayúsculas.



La Ruta del Vino Rioja Alta te invita a disfrutar durante todo el año de la rica y variada oferta de actividades y experiencias personalizadas que el enoturismo ofrece, acercándote a la vida real de una comunidad, y así poder aprender nuestra cultura del vino.



Nuestro objetivo es la promoción del destino turístico y de los asociados, en el marco de los objetivos de desarrollo sostenible y de destino turístico inteligente. Para ello, pertenecemos al club de Rutas del Vino de España (ACEVIN) como ruta certificada tomando como propios los criterios de su manual de calidad y los de la de la Secretaría de Estado de Turismo. "Nuestro objetivo es generar experiencias memorables para los viajeros que buscan un nuevo concepto de turismo basado en la cultura del vino".



La Ruta del Vino Rioja Alta es un destino perfecto para desconectar, saborear, disfrutar y perderse entre la naturaleza. Una tierra donde el turista encontrará un trato cercano y amable en un entorno seguro y tranquilo, en la que descubrirá templos del vino, bodegas centenarias, museos, recorridos de interés arquitectónico, espacios para el aprendizaje y la diversión, turismo rural, fiestas en pueblos…


Un destino para realizar Enoturismo de calidad. Cerca de ti.


Comentários


Posts destacados
Entradas recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
Síguenos
  • Facebook icono social
  • X
  • Instagram
bottom of page