top of page

XIPE; gastronomía y artesanía se funden en un homenaje a la cultura azteca

XIPE, así se llama el nuevo restaurante de comida mexicana que acaba de abrir en pleno Paseo de la Castellana.


  • El empresario Pablo Chahin escogió Madrid para asentar un espacio en el que enaltecer el nombre de México, huyendo de estereotipos, contando con la experiencia y asesoramiento del Grupo Salinas Restauración.

  • Cocina fresca y sabrosa, con guiños españoles en algunos de sus platos y margaritas de diferentes sabores son parte de su oferta para compartir, disfrutar y reunirse en este place to be que apuesta por la artesanía y el buen gusto.

La apuesta gastronómica de XIPE se aleja de enchiladas y platilllos y se adentra en una carta más elaborada sin perder su identidad, donde se pueden degustar deliciosos platos mexicanos con algunos guiños a España como en los Callos a la madrileña con sus frijoles, la Ensaladilla rusa con crema de chipotle y pico de gallo, el Torrezno de la sierra con tomatillo frito, mole negro y cebolleta fresca o el Taco Gobernador de calamares a la madrileña.


Clamato de berberechos y langostinos con chip de yuca.

Entre sus platillos fríos destacan el Clamato de berberechos y langostinos con chip de yuca, el Aguachile de camarones o los Cogollos tatemados, tomatillo verde, mahonesa de frijoles picantes, queso guajaca y piña asada.


La propuesta sigue con “Barros calientes” como Tamal de marisco y mole rojo, Costilla de cerdo asada, chile de árbol y tuétano, Chilpachole de cangrejo Softshell y totopos (distinto al tradicional mexicano), Rodaballo embarrado y verduras churruscaditas, o Pulpo zarandeado y crema guacamole. Y postres “de rechupete” como Crema de plátano de Canarias y toffee, Tarta de queso azul de Valdeón y membrillo y la ineludible Tarta tres leches.


Todo ello se completa con una seleccionada carta de vinos de distintas Denominaciones de Origen que incluye espumosos y generosos y su especialidad: el cóctel Margarita de diferentes sabores, incluida la tradicional.


Costilla de cerdo asada, chile de árbol y tuétano.

El local se distribuye en dos zonas claramente diferenciadas. Por un lado un espacio con capacidad para unas 20 personas, de carácter más informal a la hora de comer situado justo en la entrada con bancadas de obra y mesitas bajas en forma de tronco de madera natural, así como con la barra que da servicio a todo el local.


Y otra zona, más elevada, concebida como el restaurante más convencional, planteado a partir de una bancada en forma de “L”, Ambos espacios quedan separados entre sí, no solo por la propia morfología del local concebido en dos alturas, sino que también se han diseñado dos grandes arcadas enmarcadas por dos jardineras de trigo retroiluminado.


Reservado de XIPE; concepto de Dichoso Estudio para una decoración de líneas sencillas, neutras, rotundas, cálidas y muy naturales, a partir del diseño del arquitecto mexicano Luis Barrag; apuesta por una estética contundente, resaltando la parte más artesanal de la cultura azteca.

Las carpinterías de fachada se han diseñado de tal forma que, cuando llegue el buen tiempo, se puedan abrir de par en par, en forma de librillo, creándose así una fusión entre exterior e interior.

Sobre la decoración

El nombre de XIPE rinde homenaje a Xipe Tótec, considerado patrón de los orfebres, uno de los dioses más importantes de la época prehispánica relacionado con la agricultura, la orfebrería o el maíz y vinculado con la renovación de la naturaleza en la primavera. Tal idea del renacer, junto a las construcciones sencillas, neutras, rotundas, cálidas y muy naturales del gran arquitecto mexicano Luis Barragán, han sido el germen del concepto con el que Dichoso Estudio ha dado forma al diseño de este restaurante huyendo de los clichés y las tonalidades estridentes, para apostar por una estética contundente, aunque resaltando la parte más artesanal de la cultura azteca.



De ahí que en su interior prime el barro en forma triangular, usado en el suelo de la primera zona de entrada, o los cementos en color arena para el suelo de la planta alta, así como piedra de canto rodado que reviste las dos arcadas que separan las zonas del restaurante. También los yesos negros en su acabado más natural para revestir paredes donde se ha buscado marcar esa mano artesanal del hombre huyendo de la uniformidad. Los azulejos en color granate para revestir el frontal de la barra, dotan a este espacio neutro de un punto de color.


Todo ello se mezcla en el restaurante XIPE con el verde de sus cactus. Y, a la vez, con las mesas de madera, las sillas de cuero, los apliques de ratán y también con las lámparas diseñadas a medida a partir de lino natural, multiplicando la sensación de luminosidad.


Pulpo zarandeado y crema guacamole.

Palillería de madera en la zona de restaurante y una iluminación a partir de focos de luz cálida muy puntuales, consiguen plantear un espacio acogedor en el que disfrutar de México. Además, vibrantes detalles a lo largo y ancho de su interior. Desde arte Huichol en sus tapices de macramé, cortinas de cuentas de madera y tapizados étnicos muy coloridos con rayas y flores, hasta cabezas de madera de cabras o una gran alfombra de yute natural exquisitamente tejida a mano.


Así es XIPE, natural y sencillo, uno de esos lugares que evocan lo mejor de México, y al que querrás volver para disfrutar y compartir.

Paseo de la Castellana, 105

28046 Madrid

Teléfono: 910 10 42 33

Horario:

Martes a Jueves: 13:30 a 01:00 h.

Viernes: 13:30 a 02:00 h.

Sábado: 13:30 a 02:00 h.

Domingo: 13:30 a 17:00 h.

Descansa: domingo noche y lunes

Precio Medio de la carta: 35/40€

Kommentare


Posts destacados
Entradas recientes
Archivo
Búsqueda por Etiquetas
Síguenos
  • Facebook icono social
  • X
  • Instagram
bottom of page